El impacto negativo en la hostelería por el COVID-19

Aunque el Gobierno ya haya establecido un plan de desescalada para poder recuperar la vida que hacíamos antes de la pandemia con las medidas pertinentes, el panorama para el sector hostelero no es muy positivo.

El sector hostelero, principalmente en las ramas de restauración y alojamiento, representa casi el 6,3 PIB nacional, o lo que es lo mismo: más de 300 mil establecimientos empleando a más de 1,7 millones de personas en todo el territorio español. Sin embargo este año las cifras se no serán tan favorables.

Muchos comercios, locales y establecimientos han tenido que cerrar con la incertidumbre de saber si podrán volver a abrir y bajo qué circunstancias. Ya no sólo es el horario y las medidas de seguridad que se tomarán, se trata de saber si económicamente podrán hacer frente a esta crisis.

Impacto negativo y pérdida de empleos en hostelería por coronavirus

Los peores cifras en la hostelería española

Según los datos que ha recogido la asociación de Hostelería de España , se estima que la facturación hostelera decaiga hasta un 40%. El primer trimestre de 2020 ha registrado peores ventas respecto al año pasado. Asimismo, más del 90% de los hosteleros estiman que el segundo trimestre será peor.

Suspensión dentro de la actividad hostelera.

Desde que se decretó el estado de alarma, según estos datos, el 93,02% de los hosteleros han tenido que cesar totalmente la actividad y el 4,66% cerraron definitivamente su negocio. Solo un 2,33% han podido adaptarse a las entregas a domicilio.

Aquellos negocios que cerraron temporalmente, quienes no se acogieron a un ERTE, tendrán que reestructurar su plantilla para poder adaptarse y hacer frente a esta difícil situación.

Problemas de reapertura de establecimientos

Otra conclusión de dicha encuesta es que el 40% de los hosteleros declararon que tienen o tendrán problemas para poder adaptarse a las propuestas del gobierno para mitigar el impacto económico que está causando esta crisis.

También señalan que muchas de las propuestas, aunque innovadoras, requieren una inversión que en muchos casos es inasumible debido a la crítica situación que nos encontramos.

Pérdida de empleos

Todos estos datos tendrán consecuencias negativas en cuanto al empleo se refiere. Las consultoras Bain & Company y EY también han elaborado un informe donde recogen las consecuencias que tendría la hostelería a causa de esta pandemia.

Estiman que la facturación hostelería dejará de ingresar unos 55 mil millones de euros, un 40% menos respecto al año anterior. Además, afectará a casi 700 mil empleos donde más de 200 mil se perderán definitivamente. Así, la recaudación del IVA podría caer en 5 mil millones de euros y los gastos sociales para apoyar el desempleo ascenderían entorno a 3500 millones de euros.

¿Por qué es un sector tan vulnerable?

El informe también detalla cuáles son las principales razones de la fragilidad de la industria hotelera en las circunstancias que actualmente se experimentan en el país

  • Un sector bastante fragmentado con muchos pequeños negocios. Con más de 300 mil locales, la mayoría apenas sobrepasan los tres empleados
  • Posee un margen de beneficio muy bajo con respecto a otros sectores nacionales
  • Teniendo en cuenta la correlación entre la restauración y el alojamiento y los ingresos disponibles, están más expuestos al ciclo económico.
  • Es un sector que cuenta con poca liquidez. Más del 50% de las empresas sólo podrían mantenerse a flote cerca de un mes con los gastos operativos que llevan, sin tener apelar a un financiamiento o recurrir a ahorros.

Recuperación del sector hostelero

Nuevas medidas en los hoteles y el impacto negativo del COVID-19

Randstad, una empresa enfocada en recursos humanos, ha analizado la situación hostelera respecto a esta crisis. En su estudio, afirman que cuando se reanuden todas las actividades y la hostelería ya pueda operar, no conseguirán volver a la “normalidad” inmediatamente. Según estos datos, el sector hostelero y el turismo no podrá recuperarse completamente hasta finales del año 2021 y principios de 2022.

Es por esto que la asociación de Hostelería de España insta al Gobierno a ser partícipes de las medidas y propuestas para la desescalada cuanto antes. El objetivo es impulsar este sector cuanto antes, ya que sin duda, las consecuencias que está dejando la pandemia son más que importantes.

Afortunadamente, en las redes sociales están surgiendo iniciativas solidarias en las que instan a la población a echar una mano a estos comercios mientras se reinicia el ciclo de ocio. Así, nacen propuestas como Adopta un bar, donde se puede comprar y dejar propina por adelantado; Save the bar, quienes ofrecen asesoramiento gratuito a bares mientras dure el estado de alarma, #Osvamosallenar que alientan a reservar habitaciones de hotel para disfrutar en cuanto se pueda, y muchos llamamientos a pedir comida a domicilio de aquellos establecimientos que más lo necesitan. De esta manera, entre todos nosotros haremos más amena la vuelta a la “normalidad” mientras apoyamos a uno de los sectores más castigados por el COVID-19.

Deja un comentario